Archivo de la categoría: Entrevistas

Presidente del PSdeG

“Quiero a Blanco como la niña de mis ojos, pero aún no puedo decidirme”

Xosé López Orozco, alcalde de Lugo

Recién liberado de la imputación que le acusaba de prevaricación desde hace cuatro meses, el presidente del PSOE gallego, Xosé López Orozco (Foz, 1947), nos habla de la operación ‘Campeón’ y el futuro político del PSdG. Profesor de instituto del exministro José Blanco, Orozco es alcalde de Lugo desde hace trece años. Asegura tener cada día más ánimo para dedicarse a la ciudad y aprovecha sus conocimientos en Filosofía para superar las críticas.

PREGUNTA ¿Cómo se siente?
RESPUESTA Estoy francamente bien. [La imputación] es una pesadilla que andaba por ahí y que ahora dejó de existir, y a seguir el trabajo de siempre.
P. ¿Ha dañado la imputación su imagen pública?
R. No, yo voy a seguir como siempre. No dejé de estar animado, pero también es cierto que tenía esa seguridad interior que vale mucho. También el aprecio de la gente, la familia, los compañeros…
P. Descríbanos su relación con el empresario Jorge Dorribo. ¿Cómo surgió la idea de que él patrocinase las fiestas de Arde Lucus?
R. Lo conocí en una reunión en el Ayuntamiento. Nunca hablé con él sobre los patrocinios de Arde Lucus, ni tan siquiera sobre el problema que tenía en las naves [del polígono O Ceao], si es que tenía alguno. Ni con él ni con intermediarios. Y no firmé ninguno de sus convenios porque yo no era la persona indicada. Dorribo insistió mucho en invitarme a Santiago cuando presentó su equipo de automovilismo, pero no fui. Esa fue toda nuestra relación.
P. ¿Y después él propuso patrocinar la fiesta romana?
R. No, no fue así. Verá, en el año 2007 la Concelleira de Xuventude se lo pidió y él aceptó, al igual que en 2008 y 2009.
P. ¿Y las concesiones de obras en O Ceao?
R. Se firmaron mucho antes, en 2004, y yo no las firmé porque no era mi función. Pero Dorribo relacionó las dos cosas como si tuvieran algo que ver, cuando jamás me habló de ese tema. Parece que uno tiene un sexto sentido. Te puedo decir las palabras que siempre decía yo para agradecerle sus contribuciones a Lugo: “de nada”.
P. La ‘operación Campeón’ acumula 150 imputados y 6 causas diferentes. ¿Hasta dónde llegará? ¿Echa de menos algún encausado?
R. Vamos a ver, de verdad que para mí esto ya forma parte del pasado. A mí se me llamó a declarar por unas declaraciones que hizo el señor Dorribo en el juzgado, por las cuales le he presentado una querella criminal. Después de conocer el sumario, uno se pregunta: si a mí me llamaron por eso hay cosas mucho más graves que dice Dorribo de otras personas.
P. ¿Por ejemplo?
R. El señor Presidente de la Xunta y el Conselleiro de Política Territorial.Yo no digo que sean culpables, pero si se me llamó a mí habría que llamar a todo el mundo. Esto para mí fue un montaje de Dorribo para poder salir de la cárcel. No sé si la causa se seguirá ampliando, pero sí espero que los imputados políticos puedan demostrar su inocencia.
P. ¿En qué punto se encuentra su querella contra Dorribo?
R. Pues está paralizada en un juzgado de Madrid hasta que se resuelva la investigación actual. Él no solo me acusó sino que lo mantuvo en varias ocasiones. Un imputado no tiene derecho a injuriar. Por lo tanto tengo que esperar.

Jorge Dorribo, a la salida del juzgado en Lugo el año pasado

P. Todo indica que el proceso podría alargarse otro año más. ¿Conoce los detalles de la causa abierta a José Blanco?
R. No la conozco, porque cuando nos entregaron el sumario mandaron su caso al [Tribunal] Supremo. No conozco los detalles, pero conozco a Blanco, su trayectoria, y le digo de verdad que estoy totalmente convencido de la inocencia de Pepe Blanco, que sufre un montaje muy semejante al mío.
P. La semana pasada los abogados del exministro remitían una carta al magistrado instructor del caso, en la que solicitaba a la Fiscalía que cese la investigación. ¿Cree que ésta petición surtirá algún efecto?
R. Lo desconozco. Sólo sé que su situación es muy similar a la mía, y si a mí me ‘desimputaron’ yo deseo que a él también lo ‘desimputen’, si es que esa palabra se puede decir, que la he inventado yo [Risas].
P. Muchos de los representantes provinciales del PSOE, incluido usted, han apoyado a Blanco en su candidatura a las primarias. ¿Es indispensable, de cara a la ciudadanía, que salga indemne para que decida presentarse?
R. Yo no puedo olvidar que soy el presidente del Partido, e intento mantener la mayor neutralidad posible. Usted piense una cosa, hasta el día 21 no aprobamos el calendario. A partir de ahí veremos quién se presenta, y hay alguna decisión que es personal.Por ahora sólo hay un candidato, que es Pachi Vázquez. ¿Creo en su proyecto? Estoy en su ejecutiva y lo apoyé en el congreso, así que cómo no voy a creer. A partir de ahí, veremos quiénes se presentan, tenemos que esperar. Además, con la que está cayendo el problema que tiene que tener el partido ahora es el problema de la gente.
P. Parece que en el último congreso socialista su relación con Blanco se deterioró porque usted apoyó a Pachi Vázquez y él a Elena Espinosa. ¿Qué ha cambiado desde entonces para que ahora lo respalde?
R. Es verdad que en el congreso no tuvimos esa coincidencia, pero le puedo decir que al salir del congreso, fue una pena que se marcharan ustedes [la prensa] tan pronto, nos dimos un abrazo. Él respetó mi decisión como yo respeté la suya. Por lo tanto, pelillos a la mar.
P. ¿Y en caso  de que tanto Blanco como Vázquez se presenten, por cuál se decantaría?
R. Que se presente, que se presente. Es hablar de un futurible. Vamos a esperar, pueden ser quince días. Además, se pueden presentar los dos juntos [Risas].
P. Muchos militantes de su partido creen que, de haber una alternativa a Vázquez, ésta debería basarse en una alianza Vigo-Lugo. ¿Cree que la intención de éste de abrir un expediente a Carmela Silva decantará a Caballero de su lado?
R. Para nada. La coalición del socialismo gallego tiene que ser con los gallegos. Tenemos que convencerlos de que tenemos un proyecto para este país, una alternativa al Partido Popular. Lo demás es hacer juegos malabares que no conducen a nada.
P.  Pero siempre está bien contar con un apoyo…
R. El apoyo es coincidir en el programa, y en eso coincidimos, que somos socialistas. La gran coalición es que ese programa nazca de abajo a arriba. Ese es el problema más importante en este momento.
P. De hecho las relaciones entre Caballero y Vázquez se tensaron a partir del congreso de Pontevedra, donde compañeros de su partido se intercambiaron exabruptos…
R. Eso está superado. Los socialistas somos críticos, opinamos con libertad en nuestra organización, y aceptamos las votaciones mayoritarias. Le puedo asegurar que los deseos de Abel Caballero y Pachi Vázquez son los mismos.
P. Le ofrezco cuatro nombres para las primarias: Camaño, Besteiro, Pachi o Blanco
R. [Risas] ¡Menuda delantera!Lo maravilloso es que hagamos las cosas votando, eligiendo. Fíjese qué cinco nombres. A ver si se presentan, que lean esta entrevista con Abc, que se animen.
P. ¿Pero por cuál apuesta usted?
R. De momento por ninguno. Yo quiero a Blanco como la niña de mis ojos. Lo conozco desde hace tantísimos años… Sé su calidad como persona y como político. Su gestión ya no se puede poner en duda, y lo sabemos los gallegos mejor que nadie. Pero todavía no puedo decidirme.

López Orozco y José Blanco en 2010

P. Si Blanco gana en septiembre, ¿será capaz de ganarse la confianza de los militantes antes de las elecciones?
R. La cuestión está en ganar la confianza de los votantes. Para eso estamos aprovechando ahora para crear un buen proyecto, reunirnos con mucha gente y dar una alternativa creíble. Porque el candidato o candidata –usted no me propuso ninguna mujer- son importantes, pero si detrás no hay un proyecto nuevo no se puede ganar. Los políticos somos una herramienta imprescindible para la sociedad.
P. ¿Puede adelantarnos las líneas de ese proyecto?
R. Refuerzo del estado de bienestar es nuestro ADN, y  para ello es necesario fortalecer la economía. Habrá recortes, pero no a tanta velocidad. Y también queremos dar esperanza a la gente de que vamos a salir de la crisis.
P. ¿Les afectaría un hipotético adelanto electoral?
R. Esa es una decisión del Presidente de la Xunta. Pero un partido de gobierno siempre tiene que estar preparado para gobernar, y nosotros lo estamos.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Actuálisis, Entrevistas

“Si Galicia fuese una persona sería muy interesante”

rivasManuel Rivas (1957, A Coruña) entra el la cafetería del Hotel Preciados con paso pensativo. La víspera de la presentación de su último libro _La desaparición de la nieve (Alfaguara) _ el escritor gallego más importante del siglo XX nos regala su visión poética del periodismo, Galicia y el mundo. Mientras tanto, sofoca como puede el humo que emana de su teléfono móvil hasta que éste exhala el último pitido…

Pregunta. Juan José Millás tiene 361.000 entradas en Google, Maruja Torres, 111.000, Almudena Grandes, 309.000, Rosa Montero, 408.000,  y usted… 841.000. Parece que es el columnista más mediático de El País…

Respuesta. Las grandes cifras me suenan como las pequeñas, nunca sé lo que significan. Bueno, las pequeñas sí lo sé… [Risas]. Cuando veo grandes cifras pienso en un aforismo de Jules Renard que decía que “la verdad acostumbra ser de pequeño tamaño”. Ojalá en esas ochocientas mil entradas haya algo interesante…

P. El blog Babab.com le echa otra flor… “Ha elevado su Galicia natal al crepúsculo del canto elegíaco”. ¿Cuál es la esencia de su tierra?

R. [Silencio prolongado]. Ser gallego viene dado al nacer, aunque no hagas ningún cántico [risas]. Galicia es mi hogar y el rostro del universo: el cosmos. Galicia es también el lugar desde el que veo el mundo. Para mí es allí donde se apoya la esfera terrestre, pues las cuestiones de la condición humana tienen en ella un buen escenario.

P. En alguna ocasión también la ha comparado con una isla…

R. Sí, porque Galicia es un país de emigrantes y náufragos. Se puede comparar con una isla por su trazo geográfico. Frente al tópico, las islas no están más alejadas del mundo, sino que sus gentes ven condensada su existencia, como en el arca de Noé. Galicia tiene una historia muy accidentada y poco reconocida. Si fuese una persona sería muy interesante.

P. ¿Es el hecho de que usted iniciase su carrera periodística a los 15 años la prueba de que periodista se nace y no se hace?

R. No tiene nada que ver, porque yo comencé pero también tuve que hacerme. Las herramientas más importantes del periodista son saber escuchar y saber decir. Los periodistas, como los boxeadores, pueden ser lo más heroico y al mismo tiempo lo más corrupto. Incluso el mal periódico es bueno, pues la peor mentira es el silencio.                         

rivasss

P. ¿Qué le aporta este oficio?

R. [Dubitativo]. El periodismo vale lo que vale. Los lectores son quienes lo juzgan. El periódico es un espacio de igualdad y biodiversidad. Una noticia puede aparecer en la portada, pero no por eso vale más que la más arrinconada del diario. Éste es un espacio muy democrático. Es curioso que por la mañana nos informe sobre la actualidad mundial y al día siguiente sirva para envolver el pescado…

P. Usted estudió en Madrid pero su tierra es Galicia. ¿Cómo ve la profesión allí?

R. Yo estudié en Madrid porque me permitía compatibilizar el estudio con el trabajo. En cuanto a la prensa gallega, me parece positiva la supervivencia de la local. Es una pena que esa diversidad no se corresponda con la diversidad de ideologías…

P. ¿Qué se le pasa por la cabeza cuando le dicen que pierde el tiempo escribiendo en la prensa?

R. Los medios son soportes literarios. Vivo ese equilibrio con cierta esquizofrenia. Le dedico el mismo tiempo a un artículo que a un relato. El periodismo y la literatura se enriquecen, aunque a veces el periodista y el escritor boxeen en mi interior.

P. “Cuando leo el periódico pienso que todos los males de la humanidad son culpa mía”. ¿Hay algo que debamos saber de usted que no nos haya contado?

R. [Risas]. No, se trata de compartir. Me identifico mucho con los avances de la humanidad, y por eso también me siento responsable de sus fracasos. Sé que individualmente no los solucionaré, pero si cada uno ejerciese su responsabilidad…

P. ¿Cómo se puede evitar la confusión entre información y opinión?

R. Lo malo no es en que un periódico tenga  una orientación ideológica, sino en que la tenga y la oculte. El contraste de fuentes es sagrado. Cuando se hundió en Prestige algunos periódicos me pusieron en la primera página diciendo que me estaba enriqueciendo a costa de la catástrofe. Pero yo había invertido mi dinero en la causa… Cuando ves tu foto en la portada de un periódico te sientes como los delincuentes de los westerns. Eso no es periodismo, sino puro gangsterismo.

P. La censura es uno de las lacras de la profesión. Resulta paradójico que en el año 2000 le privase de una subvención literaria por razones ideológicas la misma persona que redactó la primera Ley de Prensa de España…

R. La ley Fraga fue una estrategia política del régimen. Yo considero que alguien que fue  vocero de la dictadura debería abandonar su carrera política  en lugar de seguir reivindicando ese régimen. Fraga es una de las taras de la Transición.

P. ¿Qué les responde a quienes ponen fecha a la muerte de los periódicos impresos?

R. Si hiciésemos caso de esas profecías haría años que no tendríamos nada en las manos. Las cifras hablan de crisis, pero hoy se venden más periódicos que en el siglo XIX. Por otro lado, al humano no le gusta lo virtual, le gusta tocar las cosas. Los productos que más han evolucionado en los últimos tiempos son el vino y la gastronomía. Por algo será…

P. El contestador de su teléfono móvil transmite su inoperatividad con la alerta ‘Mayday’…  _título del vídeo recordatorio de la catástrofe ecológica, que alterna como sonido de fondo los pitidos del código Morse con las declaraciones de los políticos que gestionaron la catástrofe_. Cuando lo ve, ¿qué le molestan más, los pitidos o las palabras?

R. Con el vídeo intenté evitar la voz propia que suele condicionar los filmes comprometidos. El mejor modo de evidenciar la tragedia era transmitir las voces del poder. Por eso empleamos voces reales, para evitar cualquier viso de manipulación.

P. “Salen unos pequeños hilitos… hay cuatro, en concreto. Se trata de cuatro regueros solidificados con aspecto de plastilina en estiramiento vertical”. ¿Qué siente un miembro gallego de Greenpeace al recordar esta frase?

R. [Risas]. Esa frase es uno de los hallazgos humorísticos del siglo. Está elaborada, escrita, memorizada… Por eso resulta aún más asombrosa. Al pronunciarla, Rajoy ejerció uno de los intentos más elaborados de infantilizar a la población. Trató a los ciudadanos como si fuesen tontos, y lo peor es que, al parecer, mucha gente está encantada de que la traten así. 

P. El filósofo George Steiner dijo hace unos meses: “El catalán es un idioma importante, con una literatura impresionante. Pero el gallego ¿por qué ha de ser obligatorio en una universidad?” ¿Qué escritores gallegos le recomendaría leer a Steiner?

R. Ese incidente se debió a la desinformación de Steiner. A mí me parece un personaje muy interesante. Pero la universidad a la que él se refirió no existe. Steiner conoce mejor la cultura catalana que la gallega. No obstante, debería ser consciente de la importancia que tuvieron los cancioneros galaico-portugueses… Lo que dijo es un reduccionismo comparable a juzgar a España basándose en los atentados de ETA.

P. En una entrevista titulada ‘Palabra por palabra’ confiesa que le gustan las palabras “que parecen decir que va a pasar algo”. ¿Qué cree que va a pasar en Galicia?

R. La sociedad gallega se mueve como el andar simultáneo de Charlot _causal y casual al mismo tiempo_. En Galicia influye más la casualidad que la causalidad, por desgracia. El Gobierno tuvo errores basados en la falta de tradición de la cultura de la coalición en España. Eso hizo que no reivindicasen sus logros. El problema es la diferencia entre partido y facción. El partido representa los intereses de la nación y a la facción sólo le interesan los suyos propios. En Galicia aún no se ha dado ese salto.

P. ¿Y cuál es para usted el sendero político más acertado?

R. Yo me identifico plenamente con el federalismo del galleguismo democrático. En la República el federalismo ofrecía un espacio común para las ideologías de vanguardia. Pero por desgracia ya no está de moda. Aunque la vida da muchas vueltas….

12 comentarios

Archivado bajo Entrevistas