Archivo de la categoría: Actuálisis

Análisis personal y reflexivo de acontecimientos de actualidad

Presidente del PSdeG

“Quiero a Blanco como la niña de mis ojos, pero aún no puedo decidirme”

Xosé López Orozco, alcalde de Lugo

Recién liberado de la imputación que le acusaba de prevaricación desde hace cuatro meses, el presidente del PSOE gallego, Xosé López Orozco (Foz, 1947), nos habla de la operación ‘Campeón’ y el futuro político del PSdG. Profesor de instituto del exministro José Blanco, Orozco es alcalde de Lugo desde hace trece años. Asegura tener cada día más ánimo para dedicarse a la ciudad y aprovecha sus conocimientos en Filosofía para superar las críticas.

PREGUNTA ¿Cómo se siente?
RESPUESTA Estoy francamente bien. [La imputación] es una pesadilla que andaba por ahí y que ahora dejó de existir, y a seguir el trabajo de siempre.
P. ¿Ha dañado la imputación su imagen pública?
R. No, yo voy a seguir como siempre. No dejé de estar animado, pero también es cierto que tenía esa seguridad interior que vale mucho. También el aprecio de la gente, la familia, los compañeros…
P. Descríbanos su relación con el empresario Jorge Dorribo. ¿Cómo surgió la idea de que él patrocinase las fiestas de Arde Lucus?
R. Lo conocí en una reunión en el Ayuntamiento. Nunca hablé con él sobre los patrocinios de Arde Lucus, ni tan siquiera sobre el problema que tenía en las naves [del polígono O Ceao], si es que tenía alguno. Ni con él ni con intermediarios. Y no firmé ninguno de sus convenios porque yo no era la persona indicada. Dorribo insistió mucho en invitarme a Santiago cuando presentó su equipo de automovilismo, pero no fui. Esa fue toda nuestra relación.
P. ¿Y después él propuso patrocinar la fiesta romana?
R. No, no fue así. Verá, en el año 2007 la Concelleira de Xuventude se lo pidió y él aceptó, al igual que en 2008 y 2009.
P. ¿Y las concesiones de obras en O Ceao?
R. Se firmaron mucho antes, en 2004, y yo no las firmé porque no era mi función. Pero Dorribo relacionó las dos cosas como si tuvieran algo que ver, cuando jamás me habló de ese tema. Parece que uno tiene un sexto sentido. Te puedo decir las palabras que siempre decía yo para agradecerle sus contribuciones a Lugo: “de nada”.
P. La ‘operación Campeón’ acumula 150 imputados y 6 causas diferentes. ¿Hasta dónde llegará? ¿Echa de menos algún encausado?
R. Vamos a ver, de verdad que para mí esto ya forma parte del pasado. A mí se me llamó a declarar por unas declaraciones que hizo el señor Dorribo en el juzgado, por las cuales le he presentado una querella criminal. Después de conocer el sumario, uno se pregunta: si a mí me llamaron por eso hay cosas mucho más graves que dice Dorribo de otras personas.
P. ¿Por ejemplo?
R. El señor Presidente de la Xunta y el Conselleiro de Política Territorial.Yo no digo que sean culpables, pero si se me llamó a mí habría que llamar a todo el mundo. Esto para mí fue un montaje de Dorribo para poder salir de la cárcel. No sé si la causa se seguirá ampliando, pero sí espero que los imputados políticos puedan demostrar su inocencia.
P. ¿En qué punto se encuentra su querella contra Dorribo?
R. Pues está paralizada en un juzgado de Madrid hasta que se resuelva la investigación actual. Él no solo me acusó sino que lo mantuvo en varias ocasiones. Un imputado no tiene derecho a injuriar. Por lo tanto tengo que esperar.

Jorge Dorribo, a la salida del juzgado en Lugo el año pasado

P. Todo indica que el proceso podría alargarse otro año más. ¿Conoce los detalles de la causa abierta a José Blanco?
R. No la conozco, porque cuando nos entregaron el sumario mandaron su caso al [Tribunal] Supremo. No conozco los detalles, pero conozco a Blanco, su trayectoria, y le digo de verdad que estoy totalmente convencido de la inocencia de Pepe Blanco, que sufre un montaje muy semejante al mío.
P. La semana pasada los abogados del exministro remitían una carta al magistrado instructor del caso, en la que solicitaba a la Fiscalía que cese la investigación. ¿Cree que ésta petición surtirá algún efecto?
R. Lo desconozco. Sólo sé que su situación es muy similar a la mía, y si a mí me ‘desimputaron’ yo deseo que a él también lo ‘desimputen’, si es que esa palabra se puede decir, que la he inventado yo [Risas].
P. Muchos de los representantes provinciales del PSOE, incluido usted, han apoyado a Blanco en su candidatura a las primarias. ¿Es indispensable, de cara a la ciudadanía, que salga indemne para que decida presentarse?
R. Yo no puedo olvidar que soy el presidente del Partido, e intento mantener la mayor neutralidad posible. Usted piense una cosa, hasta el día 21 no aprobamos el calendario. A partir de ahí veremos quién se presenta, y hay alguna decisión que es personal.Por ahora sólo hay un candidato, que es Pachi Vázquez. ¿Creo en su proyecto? Estoy en su ejecutiva y lo apoyé en el congreso, así que cómo no voy a creer. A partir de ahí, veremos quiénes se presentan, tenemos que esperar. Además, con la que está cayendo el problema que tiene que tener el partido ahora es el problema de la gente.
P. Parece que en el último congreso socialista su relación con Blanco se deterioró porque usted apoyó a Pachi Vázquez y él a Elena Espinosa. ¿Qué ha cambiado desde entonces para que ahora lo respalde?
R. Es verdad que en el congreso no tuvimos esa coincidencia, pero le puedo decir que al salir del congreso, fue una pena que se marcharan ustedes [la prensa] tan pronto, nos dimos un abrazo. Él respetó mi decisión como yo respeté la suya. Por lo tanto, pelillos a la mar.
P. ¿Y en caso  de que tanto Blanco como Vázquez se presenten, por cuál se decantaría?
R. Que se presente, que se presente. Es hablar de un futurible. Vamos a esperar, pueden ser quince días. Además, se pueden presentar los dos juntos [Risas].
P. Muchos militantes de su partido creen que, de haber una alternativa a Vázquez, ésta debería basarse en una alianza Vigo-Lugo. ¿Cree que la intención de éste de abrir un expediente a Carmela Silva decantará a Caballero de su lado?
R. Para nada. La coalición del socialismo gallego tiene que ser con los gallegos. Tenemos que convencerlos de que tenemos un proyecto para este país, una alternativa al Partido Popular. Lo demás es hacer juegos malabares que no conducen a nada.
P.  Pero siempre está bien contar con un apoyo…
R. El apoyo es coincidir en el programa, y en eso coincidimos, que somos socialistas. La gran coalición es que ese programa nazca de abajo a arriba. Ese es el problema más importante en este momento.
P. De hecho las relaciones entre Caballero y Vázquez se tensaron a partir del congreso de Pontevedra, donde compañeros de su partido se intercambiaron exabruptos…
R. Eso está superado. Los socialistas somos críticos, opinamos con libertad en nuestra organización, y aceptamos las votaciones mayoritarias. Le puedo asegurar que los deseos de Abel Caballero y Pachi Vázquez son los mismos.
P. Le ofrezco cuatro nombres para las primarias: Camaño, Besteiro, Pachi o Blanco
R. [Risas] ¡Menuda delantera!Lo maravilloso es que hagamos las cosas votando, eligiendo. Fíjese qué cinco nombres. A ver si se presentan, que lean esta entrevista con Abc, que se animen.
P. ¿Pero por cuál apuesta usted?
R. De momento por ninguno. Yo quiero a Blanco como la niña de mis ojos. Lo conozco desde hace tantísimos años… Sé su calidad como persona y como político. Su gestión ya no se puede poner en duda, y lo sabemos los gallegos mejor que nadie. Pero todavía no puedo decidirme.

López Orozco y José Blanco en 2010

P. Si Blanco gana en septiembre, ¿será capaz de ganarse la confianza de los militantes antes de las elecciones?
R. La cuestión está en ganar la confianza de los votantes. Para eso estamos aprovechando ahora para crear un buen proyecto, reunirnos con mucha gente y dar una alternativa creíble. Porque el candidato o candidata –usted no me propuso ninguna mujer- son importantes, pero si detrás no hay un proyecto nuevo no se puede ganar. Los políticos somos una herramienta imprescindible para la sociedad.
P. ¿Puede adelantarnos las líneas de ese proyecto?
R. Refuerzo del estado de bienestar es nuestro ADN, y  para ello es necesario fortalecer la economía. Habrá recortes, pero no a tanta velocidad. Y también queremos dar esperanza a la gente de que vamos a salir de la crisis.
P. ¿Les afectaría un hipotético adelanto electoral?
R. Esa es una decisión del Presidente de la Xunta. Pero un partido de gobierno siempre tiene que estar preparado para gobernar, y nosotros lo estamos.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Actuálisis, Entrevistas

Tributo a los españoles de Mauthausen

Con motivo del 65 aniversario de la liberación de los presos del campo nazi de exterminio, la exposición Mauthausen, el universo del horror llega a Madrid para rendir tributo a las víctimas de la barbarie.

La muestra, cedida por la asociación de ex deportados republicanos de los campos de concentración  víctimas del nazismo de España (Amical), refresca en imágenes la sobrecogedora memoria del campo de exterminio alemán. El Tercer Reich acabó con la vida de 12.000.000 de personas de toda la Europa. De ellos, siete mil mujeres y diez mil hombres españoles fueron trasladados a los campos de Ravenbrück y Mauthausen, respectivamente. La expatriación fue la represalia de Franco por su lucha en defensa del gobierno legítimo de la República.

Bajo la denominación de ‘enemigos del Reich’, los presos eran sometidos a experimentos médicos y trabajos forzosos, cuando no eran ejecutados. Además, los alemanes desposeían a los cadáveres cualquier objeto de valor: relojes, dientes de oro… El exterminio duró hasta 1945, cuando las tropas americanas liberaron Mauthausen. Sin embargo, los españoles no pudieron regresar a la España franquista, de modo que muchos se refugiaron en Francia.

La mayoría de fotografías de Mauthausen presentes en Mauthausen, el universo del horror fueron obtenidas por los deportados Antonio García y Francisco Boix, que las robaron de los laboratorios fotográficos del campo. La gestión de ésta y otras exposiciones por parte de Amical es un ejemplo de esfuerzo divulgativo de este crimen contra  la Humanidad, con el objetivo de que no se repita jamás.

La exposición se exhibió del día 2 al 5 de marzo en el instituto Palomeras de Vallecas. El valor social añadido de este acontecimiento es precisamente su localización. No es habitual que una institución tan discreta como un instituto acoja una muestra de semejante calado mediático. Dado que su anterior destino fue Cádiz, y que estaba previsto que permaneciese allí durante todo el año, el instituto tuvo que entablar complejas negociaciones para trasladar la obra. La mediación de la agregada cultural de la embajada de Austria, la Sra. Lee Storck fue decisiva.

Pero la decisión más didáctica el profesor de Historia Contemporánea Lorenzo González les encargó a varios de sus alumnos de primero de bachillerato que preparasen la temática de la exposición. Ellos guiaron a los visitantes todos los días. A la inauguración acudieron la Sra. Storck, varias autoridades de la Comunidad de Madrid y una diputada de Izquierda Unida.

1 comentario

Archivado bajo Actuálisis

El aborto, ¿un nuevo derecho?


En una reciente conferencia pronunciada en la Universidad Carlos III como respuesta a la polémica generada por la nueva Ley del Aborto, el catedrático de Derecho Eclesiástico del Estado Óscar Celador nos transmitió el carácter de la reforma, y delimitó su futura aplicación práctica.

Celador, experto en derechos y ciudadanía, expuso los argumentos sanitarios, éticos y políticos que hacen de este debate uno de los más polémicos en nuestro país.Según él, el nuevo texto pretende acabar con el mercado negro de las clínicas privadas y establecer el “derecho a la maternidad libremente decidida”. La ley vigente, promulgada en 1983, limitaba el aborto a unas determinadas condiciones (conocidas como ‘supuestos’) y a un plazo máximo de doce semanas.

La nueva ley supone el paso de un estado paternalista, que decide sobre la maternidad de las mujeres, al modelo opuesto, en el que son las mujeres quienes toman libremente cualquier decisión que altere su estado físico y psicológico. La naturaleza progresista que subyace en este cambio colisiona frontalmente con la moral católica compartida por una gran mayoría de ciudadanos en nuestro país. De ahí la necesidad de matizar escrupulosamente esta reforma legislativa.

Los supuestos contemplados por la ley del 83 escondían un perverso vacío legal: los médicos comenzaron a escudarse en la cláusula de conciencia para negarse a practicar abortos en la sanidad pública. Sin embargo, sí aceptaban gustosamente la misma petición en sus clínicas privadas. De modo que un servicio de semejante importancia sanitaria acabó convirtiéndose en el lucro de muchos facultativos, además de un acuciante problema de salud pública derivado de las malas prácticas abortivas.

Con el objetivo de acabar con este sinsentido, la nueva ley sustituye los ambiguos supuestos por la plena libertad de la mujer de decidir qué hacer con su vientre. La consolidación de este derecho y la mejora de la formación ginecológica de las nuevas promociones sanitarias, pretenden instaurar la profesionalidad y despenalizar esta práctica, hasta ahora tachada en muchos casos de ‘ilícito penal’. No debemos olvidar que el aborto es el peor drama al que se puede enfrentar una mujer. Son ellas, y no los políticos, los médicos ni los juristas, quien lo sufre tanto física como psicológicamente. Si a pesar de sus inconvenientes las mujeres deciden llevarlo a cabo, el estado debería como mínimo darle el visto bueno.

No obstante, hay un aspecto fundamental de esta problemática que la nueva ley apenas menciona. Se trata de la educación sexual, clave en la aportación a los jóvenes de recursos necesarios, con el objetivo de prevenir el aborto como única alternativa real al embarazo. No es casualidad que los países nórdicos, que cuentan con el menor índice de embarazos de Europa, sean los que tienen la educación sexual más asimilada en sus sistemas educativos. Coincido, pues, con Celador al decir que “el gobierno no se ha atrevido a incluir una asignatura de educación sexual en la reforma”.

La aprobación de la Ley de Reproducción Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo en el Senado el 24 de febrero garantizó su implantación el próximo 5 de julio. Pero el camino hasta la cámara alta ha sido tortuoso, ya que el anuncio hace casi un año del proyecto de ley desató las hostilidades del sector conservador de nuestro país, encabezado por la Conferencia Episcopal.

El primer escollo se produjo en el Congreso de los Diputados, donde la mayoría socialista permitió a la reforma continuar su carrera hacia el ordenamiento jurídico. Fue entonces cuando el Partido Popular decidió utilizar todos sus instrumentos políticos para obstaculizar el avance de la reforma. Éstos se tradujeron en tres vetos y ochenta y ocho solicitudes de enmiendas.

Así las cosas, el recibimiento de la propuesta parecía abocarla al fracaso o a un recorte considerable de sus aspiraciones. Además, tras pasar por el Congreso el proyecto llegaba al Senado, cámara de clara superioridad conservadora. Fue entonces cuando, sorprendentemente, la norma alcanzó la mayoría suficiente para ser transformada en ley (132 votos a favor frente a 126 en contra).

La nueva Ley del Aborto entrará en vigor dentro de cuatro meses, tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). La reacción de sus detractores no se ha hecho esperar. La protesta más multitudinaria tuvo lugar el pasado domingo, cuando más de cuatro mil personas se manifestaron en Córdoba bajo el lema “España, vida sí”.

Deja un comentario

Archivado bajo Actuálisis

VOLCÁN HAIDAR


Haidar sale de Lanzarote en un avión rumbo a El Aaiún (El País, 17-12-09). Dicen los sabios de la industria periodística que en esta profesión las buenas noticias son malas noticias. O, lo que es lo mismo, que los lectores prefieren saciar su apetito informativo con desastres naturales, asesinatos y demás sucesos que, por los perjucios que generan, resultan mucho más interesantes que las ‘aburridas’ buenas noticias. De ser esto cierto, el alivio que sentí al leer el titular que encabeza esta reflexión confirma mis sospechas de que la solvencia de cualquier periódico peligraría conmigo como responsable de contenidos. ¿Por qué? Básicamente, porque descarta la trágica pero verídica posibilidad de que una muerte se convierta en ‘buena noticia’.

La idea de publicar la reflexión que prosigue surgió hace cuatro semanas en Lanzarote. La huelga de hambre que la defensora saharaui de los Derechos Humanos Aminetu Haidar mantenía en el aeropuerto de Arrecife estaba a punto de cumplir un mes de duración, y todo indicaba que la agonía se prolongaría indefinidamente. Aunque todavía era ajena al oxidado amasijo geoestratégico de fosfatos, campamentos de refugiados y referéndums virtuales, el impacto mediático de la huelga de Haidar y la casualidad que me llevó de vacaciones al lugar de la polémica; impulsaron mi necesidad de saber por qué una mujer había cruzado sin pasaporte y contra su voluntad la frontera de mi democrático país.

El actor Guillermo Toledo realiza gestiones junto al habitáculo de Haidar, en Lanzarote. La foto es mía.

En el párking del aeropuerto donde se había instalado Aminetu se respiraba una mezcla de tensión e incertidumbre que aumentaban minuto a minuto. Actores, políticos, periodistas y cooperantes recorrían el diminuto porche sin despegarse de sus móviles, mientras cuatro cámaras de televisión comenzaban a grabar el telediario vespertino. Una vida puesta al límite había tensado las ya de por sí débiles relaciones entre España y Marruecos, desatando la angustia social y los malabarismos diplomáticos. Pero, ¿cómo?

Remontémonos a 1898. España pierde sus tres últimas colonias: Cuba, Puerto Rico y Filipinas. Aun sin ser las que mayores beneficios reportaban a la Metrópoli, la proclamación de su independencia supuso el fin del imperio colonial español. Este hito, gráficamente denominado ‘Desastre del 98’, no tardó en despertar en nuestro país la necesidad de restaurar su honor mancillado.

El norte de África fue el territorio elegido por España para resarcirse de sus heridas coloniales. Pero la atropellada ocupación del territorio, que no cumplió los requisitos de una colonización propiamente dicha _construcción de infraestructuras, educación, etc._ limitándose a la explotación de las minas del Rif; desató el descontento de la población. La hostilidad transformó el inicial ‘premio de consolación’ en un territorio donde las insurrecciones locales y las bajas militares estaban a la orden del día.

En la antesala de la Guerra Civil, Franco aprovechó la pobreza de los norteafricanos para fortalecer su ejército con mercenarios dispuestos a combatir al bando republicano. Casi medio siglo después, la agonía del dictador y su régimen abría las puertas a un futuro incierto en nuestro país. En 1976, Marruecos aprovechó ese vacío de poder para recuperar el último rastro de la ocupación vecina: el Sahara Español. Fue la ‘Marcha Verde’, una invasión humana (de 350.000 ciudadanos) y militar ordenada por el rey Hassan II en 1975; que desencadenó la firma de los Acuerdos de Madrid, es decir, la retirada de España del territorio y la repartición de éste entre Mauritania y Marruecos.

El pueblo saharaui reforzó entonces su resistencia con atentados del Frente Polisario _organización independentista creada en 1973 para combatir el dominio español_. En 1979, ante la escalada de violencia, Mauritania cedió su porción de territorio _la zona sur de Rio de Oro_ al Polisario, pero Marruecos no tardó en invadirlo.

En 1975, Argelia _enemigo estratégico de Marruecos_ comenzó a respaldar al Polisario, y la organización se asentó en la región fronteriza de Tinduf _donde posteriormente se crearon cuatro campos de refugiados saharauis_. Asimismo, la ONU reconoció al movimiento y éste autoproclamó la RASD (República Árabe Saharaui Democrática), en el extremo occidental del Sahara. Durante los años ochenta Marruecos construyó un muro que le concedió el control del Sahara Occidental, y acorraló al Polisario en la franja de desierto colindante con la frontera argelina.

Como solución provisional, la ONU fundó en 1991 la Minurso (Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental) para que garantizase el alto el fuego con vistas a convocar un referéndum que todavía no se ha celebrado. La responsabilidad de dicha convocatoria recae, según una doctrina de la ONU reiterada hasta en siete ocasiones, en España, que ostenta la soberanía y la administración del Sahara Occidental, aunque no pueda ejercerla de facto porque Marruecos se lo impide.

Tras este breve repaso de la historia del territorio, la responsabilidad ética y jurídica de España en la solución del conflicto se antoja incuestionable. Sin embargo, ningún gobierno de la democracia la ha afrontado para evitar conflictos con Marruecos. _España, puente entre África y Europa, depende de la colaboración de Mohamed VI en la lucha contra el terrorismo islamista radical y contra el narcotráfico. Además, conserva las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla en ese territorio, lo que desaconseja levantar susceptibilidades en el país vecino_. La dinastía alaouí, por su parte, está unida a EE.UU. (primera potencia mundial) y a Francia mediante fuertes lazos militares y estratégicos que anulan cualquier atisbo de presión internacional en su contra.

Manifestación por la independencia del Sahara Occidental.

Marruecos se niega a renunciar al Sahara Occidental, un territorio que cuenta con el mayor yacimiento mundial de fosfatos (situado en Bucraa). Estas sales constituyen una formidable fuente de riqueza debido a su versatilidad industrial _intervienen en la fabricación de: jabón, pasta de dientes, detergente, material de construcción o bebidas refrescantes, entre otros productos_.

La localización costera del yacimiento de Bucraa y la nula productividad del interior árido, son las causas de que Marruecos desechase para los saharauis la franja territorial que los separa de Argelia. Pero estos palestinos del desierto quieren recuperar la tierra donde nacieron y que ha sido de todos menos suya. Ayer los sometió España y hoy, en la civilización de los derechos humanos, Marruecos los reprime con escalofriante impunidad.

Aminetu Haidar (24-07-66, Akka Centre) es el grito más ensordecedor del dolor saharaui. Un grito que impulsa la reivindicación de su pueblo en la misma medida que enfurece a sus opresores. Sólo es un grito, pero tan enraizado en la dignidad que, como prueba su biografía, nunca podrá ser acallado. Ni los cuatro años de torturas sufridas en la cárcel de El Aaiún (capital de la RASD) desde 1987, ni la huelga de hambre con la que respondió a su segundo encierro en 2005 silenciaron su reivindicación.

Más bien al contrario, su resistencia y su defensa de los derechos humanos le valieron el reconocimiento internacional en forma de galardones. Pero no hay nada peor para una dictadura que una voz díscola y resonante, por eso cuando Haidar regresó a El Aaiún tras recibir un premio en Nueva York, el gobierno marroquí la deportó a España.

Haidar en el aeropuerto de Lanzarote. EFE

La entrada de Aminetu en Lanzarote, sin pasaporte y contra su voluntad, impidió su regreso a El Aaiún. Pero la posterior huelga de hambre de la activista fue lo que realmente desató el conflicto entre los valores humanitarios de un país democrático y sus intereses internacionales. Afortunadamente, aunque tarde, Haidar ganó la batalla y su vida continúa a pesar de negarle a Marruecos la genuflexión que le exigía.

Pero los medios para lograr este imprescindible fin nos dejaron una cita célebre que caricaturiza la complejidad del conflicto: “España constata que, mientras se resuelve el contencioso en conformidad con la resolución de Naciones Unidas, la ley marroquí se aplica en el territorio del Sáhara Occidental.” (Frase extraída del último párrafo del comunicado emitido por el Gobierno español tras la repatriación de Haidar). No os molestéis en buscar el sujeto del verbo “se resuelve”, no existe. La frase comienza reconociendo la autoridad de la ONU _que responsabiliza a España de la resolución del conflicto_ para finalizar con un huérfano e indolente “se resuelve”.

Vergüenzas diplomáticas aparte, el comunicado reconoce (perdón, “constata”, que es muy diferente) la soberanía de Marruecos en el Sahara, y resulta desalentador pensar que el único recurso de un gobierno democrático para remendar un acto tan antidemocrático como una deportación sea dar el visto bueno a una ocupación que viola los derechos humanos.

El artículo 12 del Pacto de Derechos Civiles y Políticos, firmado por Marruecos y España, establece que nadie puede ser privado del derecho a entrar en su propio país. Pero Marruecos no sólo lo violó, sino que, aun cuando la vida de Aminetu corría serio peligro, se negó a rectificar su postura. No obstante, ¿qué humanidad podemos suponerle a un soberano que acaba de condenar a doce años de prisión a su ex coronel del ejército del aire Kaddour Terzaz, imprescindible en la invasión marroquí del Sahara en el 75, solo por pedirle un ligero incremento de las pensiones?

En semejante escenario (el marroquí) no parece extraño que las celebraciones sociales por el regreso de Aminetu a El Aaiún se cobrasen decenas de heridos por la policía. Ni mucho menos que esos esos heridos obviasen denunciar a las fuerzas del orden ante la amenaza de ser encarcelados. El arresto domiciliario al que está sometida Haidar desde que entró en su casa también entra dentro de la lógica marroquí. Pero no en la mía, y ya que a quienes tienen el poder de impartir justicia _las grandes potencias del autoproclamado ‘primer mundo’ por su defensa de los valores democráticos_ nunca les saldrá rentable actuar en el Sahara, me limito a hacer lo único que está a mi alcance: contar los hechos más sangrantes de un conflicto olvidado.

Ironías del destino, el epicentro de esta polémica fue Lanzarote, la isla más volcánica del archipiélago canario _que, curiosamente fue testigo de la concienciación política de Aminetu hace vientidós años_. Allí surgió el volcán Haidar que, sin alcanzar la erupción mortal, inundó de lava el desierto informativo del Sahara y erosionó con áspera realidad el cinismo diplomático internacional. Pero, ¿será su repercusión mediática capaz de lograr su objetivo real, el de llevar la paz al Sahara, un pueblo en tierra de nadie? Oj-Alá.

Para: Papá (por inquietarme), Isidro (por no darme nunca la razón), mamá (por dármela  de vez en cuando) y  las dos Claras (por vencer en todas las batallas y por ser fuentes de cariño y de información).

CURIOSIDADES

-Mapa interactivo del Sahara Occidental:

http://www.elpais.com/graficos/internacional/Mapa/Sahara/Occidental/elpgraint/20030717elpepuint_1/Ges/

– Cronología de la huelga de hambre de Haidar:

http://www.rtve.es/noticias/20091206/cronologia-del-caso-aminatu-haidar/304477.shtml

– La postura de Amnistía Internacional:

http://www.es.amnesty.org/noticias/noticias/articulo/marruecos-no-debe-considerar-el-apoyo-pacifico-a-la-autodeterminacion-del-sahara-occidental-como-una/

-Comunicados del Ministerio de Exteriores español:

http://www.maec.es/es/MenuPpal/Actualidad/NoticiasMAEC/Paginas/20091209_not.aspx

4 comentarios

Archivado bajo Actuálisis

¡ÁNIMO, CAMPEÓN!


rafa nadalNo ha podido ser. Rafa Nadal no sólo ha perdido su quinto Roland Garros, sino que también ha perdido la oportunidad de superar al gran Bjorn  Borg y, lo que es muchísimo peor, ha perdido la salud.

Su rodilla está tan destrozada como sus ánimos, y parece que esta vez sí es grave. La presencia del mejor jugador del mundo en Queens (torneo preparatorio para Wimbledon) está completamente descartada por él mismo, y el gran slam de hierba pende de un hilo.

Así las cosas, y como gran admiradora que soy de Rafa, me gustaría expresar mi tristeza no por el torneo de tierra perdido, sino por el estado de su rodilla, que lleva casi dos años lanzando pinchazos de alarma.

sombra

La salud es lo primero, y mucho más para un tenista de élite. Así que sólo espero que el manacorense se recupere y nos vuelva a emocionar mordiendo otra copa. Si tiene sabor inglés mucho mejor. Vamos, Rafa!

2 comentarios

Archivado bajo Actuálisis

SESIÓN DE DESCONTROL 

 

Un intenso cruce de acusaciones en busca del responsable de la crisis económica fue el leitmotiv ayer en el Congreso de los Diputados. La primera Sesión de Control del Estado de la Nación de esta legislatura  comenzó a las cuatro de la tarde, momento en que Sonsoles Espinosa tomaba asiento en la tribuna central. Sonriente, la esposa del Presidente del Gobierno parecía confiar en la solvencia de su marido. Hasta que Esperanza Aguirre se sentó a su lado y le borró la sonrisa.

Rajoy inauguró el atril en estos términos: “Nunca han hecho falta tan pocas palabras para describir el Estado de la Nación…” Posteriormente, el líder de la oposición pronunció una frase que hizo que a Sonsoles le quemase su escaño: “Señor Zapatero, usted lleva todo este tiempo disfrutando de su optimismo antropológico y ahora sus palabras le persiguen como fantasmas.” Al escuchar esto, los diputados tomaron por primera vez posiciones en torno a sus respectivos líderes.

Aguirre y Espinosa asisten al debate

Zapatero respondió al envite con un toque de muleta: “No hay crisis, y quien diga eso es un antipatriota.” Las contrarréplicas iban incrementando la temperatura del hemiciclo, y el líder del PP no bajó la guardia en su esfuerzo por convencer a la Cámara Baja de que el Gobierno debe regenerar su política económica para superar la crisis. Pero cuando se disparó el termómetro fue cuando Rajoy declaró que “la crisis española no nace de la internacional”, para a continuación dirigirse a los socialistas en estós términos: “Ya sé que ustedes no saben una palabra de esto, así que escuchen, que les vendrá muy bien.”

Cuando el líder conservador definió el anunciado Plan E del Presidente _una serie de medidas destinadas a sustituir la dependencia económica de la construcción por el impulso del sector tecnológico y ambiental_, como “un refrito de improvisaciones sucesivas”. No obstante, lo que realmente perturbó el talante de Zapatero fue que su oponente tachase a España de ser “uno de los países más atrasados del mundo.” En su réplica, el Presidente saltó al fango para recriminarle a Rajoy que le diese lecciones  “alguien que sólo es maestro en perder elecciones.”  

El Presidente del Gobierno comparece ante los diputados

El Presidente del Gobierno durante su alocución

En cuanto a la educación, otra mecha de la jornada, Rajoy afirmó que no le preocupan las pizarras electrónicas sino “lo que se escribe en ellas” _en referencia al anuncio del Presidente de modernizar los materiales educativos_. Por su parte, Zapatero le recriminó su insistencia en “enfrentar a las Comunidades Autónomas”. Esta acusación dio paso a otras críticas del Presidente, como la de “jalear la crisis en lugar de proponer soluciones”.

El último argumento que esgrimió Rajoy fue la burbuja inmobiliaria, enfrentamiento que Zapatero sorteó con un dato: la burbuja comenzó a inflarse en 1999, fecha en la que él todavía no era Presidente del Gobierno. Zapatero también justificó la inversión de cuatro mil millones de euros en el sector automovilístico basándose en que de ella dependen trescientos mil empleos.

Cuando finalizó el debate mediático _el que enfrentó a los líderes de los dos principales partidos_ José Bono cedió la palabra a Josep Duran i Lleida (diputado de CIU) y la mitad de los diputados abandonaron el hemiciclo. Comenzó entonces un tira y afloja de concesiones presupuestarias a Cataluña aunque, eso sí, en un tono mucho más sosegado que el anterior. A continuación compareció ante la cámara Josu Erkoreka (diputado del PNV), que definió la gestión del Presidente como “un conjunto de partidas de cartas que juega con barajas de varios países pero que para Euskadi siempre reserva la española.”

Tras él era el turno de los portavoces del Grupo Mixto _formado por BNG, CC, UPyD, Na Bai, y UPN_ y de Gaspar Llamazares (diputado de IU). Este último se mostró decepcionado con el Presidente porque “esperaba que hiciese un giro a la izquierda y no ha sido así”. El Congreso cerró sus puertas a las once y media de la noche. Mañana más, pero difícilmente mejor.

6 comentarios

Archivado bajo Actuálisis