La teoría del espiralismo

La 6ª Semana Solidaria en la Universidad Carlos III ha constituido una ocasión excelente para pararnos a reflexionar sobre el sistema de valores de la sociedad actual. ¿Por qué valoramos más el dinero que la humanidad? ¿Respetamos a los diferentes? ¿Es posible un mundo mejor? ¿Cómo podemos construirlo? Estas y otras preguntas son para mí un poco menos retóricas tras asistir a estas jornadas solidarias.

El documental ‘La teoría del espiralismo’, dirigido por la actriz Mabel Lozano, nos sumerge en el día a día de cinco campeonas paralímpicas para demostrar que las únicas barreras al éxito están en la mente. El filme hace hincapié en que la barrera social que separa a las personas con discapacidad del resto de las capacitadas es aún más alta para las mujeres.

También rompe estereotipos tan negativos como que una chica con parálisis cerebral tenga asociada una deficiencia intelectual. El documental nos introduce en los hogares de estas triunfadoras para demostrar que llevan una vida completamente normal (cocinan, se bañan, etc. Sin apenas ayuda).

La pantalla nos presenta a una baloncestista experta en relaciones internacionales, una atleta ciega que compite con videntes y una ciclista a la que le falta una pierna. Pero quizás la figura más emblemática de ‘La teoría del espiralismo’ es la mujer que le puso el título: Teresa Perales. Esta zaragozana no sólo ha conquistado cinco oros paralímpicos, sino que ha aprovechado su notoriedad para “mejorar la vida de la gente” a través de la política. Su teoría del espiralismo se basa en pensar en las cosas que nos hacen felices para poder seguir adelante.

Campeona paralímpica de natación

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Sociedad

2 Respuestas a “La teoría del espiralismo

  1. ramon c.

    realmente cuando conoces gente asi porque la tienes cerca te das cuenta de lo especial que son..con tu articulo nos haces meditar,todos de una manera otra tenenos una minusvalia,aunque aparentemente no se vea.

    • Muchas gracias, Ramón. Sí, todos tenemos la minusvalía de autoimponernos limitaciones que en realidad no tenemos. Deberíamos aprender de estas chicas, que teniéndolas mucho mayores que los demás, las han superado hasta el infinito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s