SESIÓN DE DESCONTROL 

 

Un intenso cruce de acusaciones en busca del responsable de la crisis económica fue el leitmotiv ayer en el Congreso de los Diputados. La primera Sesión de Control del Estado de la Nación de esta legislatura  comenzó a las cuatro de la tarde, momento en que Sonsoles Espinosa tomaba asiento en la tribuna central. Sonriente, la esposa del Presidente del Gobierno parecía confiar en la solvencia de su marido. Hasta que Esperanza Aguirre se sentó a su lado y le borró la sonrisa.

Rajoy inauguró el atril en estos términos: “Nunca han hecho falta tan pocas palabras para describir el Estado de la Nación…” Posteriormente, el líder de la oposición pronunció una frase que hizo que a Sonsoles le quemase su escaño: “Señor Zapatero, usted lleva todo este tiempo disfrutando de su optimismo antropológico y ahora sus palabras le persiguen como fantasmas.” Al escuchar esto, los diputados tomaron por primera vez posiciones en torno a sus respectivos líderes.

Aguirre y Espinosa asisten al debate

Zapatero respondió al envite con un toque de muleta: “No hay crisis, y quien diga eso es un antipatriota.” Las contrarréplicas iban incrementando la temperatura del hemiciclo, y el líder del PP no bajó la guardia en su esfuerzo por convencer a la Cámara Baja de que el Gobierno debe regenerar su política económica para superar la crisis. Pero cuando se disparó el termómetro fue cuando Rajoy declaró que “la crisis española no nace de la internacional”, para a continuación dirigirse a los socialistas en estós términos: “Ya sé que ustedes no saben una palabra de esto, así que escuchen, que les vendrá muy bien.”

Cuando el líder conservador definió el anunciado Plan E del Presidente _una serie de medidas destinadas a sustituir la dependencia económica de la construcción por el impulso del sector tecnológico y ambiental_, como “un refrito de improvisaciones sucesivas”. No obstante, lo que realmente perturbó el talante de Zapatero fue que su oponente tachase a España de ser “uno de los países más atrasados del mundo.” En su réplica, el Presidente saltó al fango para recriminarle a Rajoy que le diese lecciones  “alguien que sólo es maestro en perder elecciones.”  

El Presidente del Gobierno comparece ante los diputados

El Presidente del Gobierno durante su alocución

En cuanto a la educación, otra mecha de la jornada, Rajoy afirmó que no le preocupan las pizarras electrónicas sino “lo que se escribe en ellas” _en referencia al anuncio del Presidente de modernizar los materiales educativos_. Por su parte, Zapatero le recriminó su insistencia en “enfrentar a las Comunidades Autónomas”. Esta acusación dio paso a otras críticas del Presidente, como la de “jalear la crisis en lugar de proponer soluciones”.

El último argumento que esgrimió Rajoy fue la burbuja inmobiliaria, enfrentamiento que Zapatero sorteó con un dato: la burbuja comenzó a inflarse en 1999, fecha en la que él todavía no era Presidente del Gobierno. Zapatero también justificó la inversión de cuatro mil millones de euros en el sector automovilístico basándose en que de ella dependen trescientos mil empleos.

Cuando finalizó el debate mediático _el que enfrentó a los líderes de los dos principales partidos_ José Bono cedió la palabra a Josep Duran i Lleida (diputado de CIU) y la mitad de los diputados abandonaron el hemiciclo. Comenzó entonces un tira y afloja de concesiones presupuestarias a Cataluña aunque, eso sí, en un tono mucho más sosegado que el anterior. A continuación compareció ante la cámara Josu Erkoreka (diputado del PNV), que definió la gestión del Presidente como “un conjunto de partidas de cartas que juega con barajas de varios países pero que para Euskadi siempre reserva la española.”

Tras él era el turno de los portavoces del Grupo Mixto _formado por BNG, CC, UPyD, Na Bai, y UPN_ y de Gaspar Llamazares (diputado de IU). Este último se mostró decepcionado con el Presidente porque “esperaba que hiciese un giro a la izquierda y no ha sido así”. El Congreso cerró sus puertas a las once y media de la noche. Mañana más, pero difícilmente mejor.

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Actuálisis

6 Respuestas a “

  1. Isidro

    El mayor problema de la mayoría de los blogs es que no tienen contenido ‘original’, sino que comparten información publicada en otros lugares (lo cual tampoco es malo, claro). Así, da gusto ver que para escribir sobre este tema te has ido al lugar adecuado a observar por tí misma.
    ¡Felicidades!

    • Rocamadour

      Espero que sigas moderando los comentarios. No he acabado de leer pero “embite” no, seguro que quisiste escribir “envite”. Luego más.

      • Saludos, Rocamadour. Gracias por avisarme del error ortográfico. Efectivamente, lo correcto es decir “envite”. Ayer revisé la crónica y lo corregí en el documento que le voy a entregar a mi profesor, pero olvidé corregirlo también en el blog.

    • Agradezco mucho tu apunte, Isidro. El mejor halago que se le puede hacer a un periodista es su originalidad, pues el exceso de información que colapsa nuestra sociedad hace cada vez más complicado sorprender a los lectores. Ojalá ésta sólo sea la primera vez que lo consigo.

  2. Comparto lo que ha dicho Isidro, desde luego que una estudiante de periodismo banal no suele ir al Congreso de los Diputados y hacer crónicas parlamentarias… sin embargo, tú has sabido buscarte “tus garbancitos”

    Un saludo… entrópico

  3. sinda

    consigues que el debate parezca entretenido, y no un aburrimiento, como lo vemos el común de los mortales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s