MEDICINA DIGITAL


La informática médica es el campo científico que se ocupa de la información, los datos y el conocimiento biomédicos; así como de su almacenamiento, recuperación y uso óptimos para la resolución de problemas y la toma de decisiones. Aunque en su concepción más amplia este campo de la informática se identifica con la la atención a la salud, se suele relacionar con los lenguajes médicos formales, las guías de práctica clínica, la inteligencia artificial y la cibernética.

La informática médica, dado que depende de la tecnología, tiene una vigencia breve y se sustenta en el valor de la información y en la capacidad para utilizarla. Muchos de los problemas médicos se resuelven con la sistematización del pensamiento de los profesionales para que puedan actuar con la mayor celeridad posible. A este respecto, la informática ha generado muchos avances médicos. Éstos consisten en acercar la información al médico y le ha ofrecido herramientas para aprovecharla mejor.

Antes

Relación médica "analógica"

Una de las primeras aportaciones de la informática a la medicina ha sido la de superar el concepto de la medicina como “arte”_ciencia entendida como propia de unos privilegiados_. Una ganancia secundaria de la creación de la inteligencia artificial ha sido una mejor comprensión de la inteligencia natural para adaptarla al aprendizaje y perfeccionamiento de los médicos.

Un tercio de los costos de un hospital tiene que ver con la comunicación personal y profesional. Hoy más que nunca resulta claro que el médico no puede desempeñarse sólo con la información que ha acumulado en su memoria; y la informática ha supuesto un gran avance en ese sentido.

Ahora

Atención médica informatizada

La mejora de las prestaciones del expediente médico constituyen otra aportación de la informática a la ciencia médica. Este documento fundamental para la atención médica, la educación, la investigación, la salud pública y para juzgar de la responsabilidad legal; es ahora electrónico. En consecuencia, es también más flexible y adaptable que el de papel, tiene una mayor capacidad de almacenamiento, mejor legibilidad, es más ubicuo, tiene mayor permanencia y es más fácil de transferir.

Como contrapartida, se han tenido dificultades para su implantación debido a que es necesario generar un cambio cultural. Además, si el sistema falla se pierde el acceso a una información que puede ser esencial para atender debidamente al paciente.

En cuanto a los centros médicos, ahora pueden estar integrados por medio de redes específicas, o bien comunicarse a través de las redes públicas. Ésta es la base de la telemedicina, que permite la asesoría a distancia. Los inconvenientes de este avance son que puede propiciar que toda la organización se paralice cuando la red se descompone y, por otro lado, se requiere de un costoso mantenimiento de la red para vencer la obsolescencia.

Otro recurso imprescindible para los médicos es el consultorio. Actualmente se cuenta con programas comerciales que permiten administrarlo económicamente. Dichos programas pueden adaptarse a las necesidades de cada usuario. El problema es que estas adaptaciones son costosas y, generalmente, rígidas, de tal modo que si las necesidades cambian se requiere un nuevo diseño.

La diseminación y recuperación de información han perdido las limitaciones que suponía para los médicos cuando se alejaban de los centros académicos; pues ahora el exceso de la información le ha dado la vuelta al problema. Se piensa que la regulación del ciberespacio fomentará una transformación radical del derecho. Mientras esto no se ponga en marcha, el médico contemporáneo tiene que cultivar la habilidad de analizar eficientemente la información pública, distinguir lo valioso de lo superfluo, lo científico de lo promocional y, en definitiva, lo verdadero de lo falso.

El inconveniente de estos sistemas diseminadores de información es que pueden contribuir a la deshumanización de la práctica, pues los pacientes se convierten en un conjunto de datos. Además, ante una sociedad cada vez más crítica, el acceso a la información ha generado una presión adicional para los médicos de enfermos que les exigen ser tratados según “lo que leyeron en Internet”.

Monitores de alta tecnología

Monitores de alta tecnología

En relación con la monitorización de los pacientes, los últimos años han atestiguado una revolución en la tecnología de las imágenes anatómicas que apoyan el diagnóstico médico, se trata de la llamada “revolución icónica”.

No obstante, esta revolución ha propiciado una excesiva dependencia de los monitores, y esta dependencia hace que el médico se paralice cuando no tiene acceso al artefacto que necesita, causando una espera que pone en riesgo la salud de los pacientes.

Al identificarse como la competencia médica fundamental la de tomar las mejores decisiones en el momento oportuno, la informática ha aportado sistemas de ejecución de determinados procesos médicos. El diagnóstico por ordenador consiste en la asignación de probabilidades de desenlaces ante probabilidades condicionadas. No obstante, su importancia ha sido más educativa que operativa, y se le da el valor de una guía, no el de alternativa para el razonamiento humano.

La informática también juega un papel muy importante en la educación médica. Sus aplicaciones van desde los modelos computacionales de piezas anatómicas que permiten una mejor comprensión mediante imágenes tridimensionales; hasta simuladores electrónicos, programas interactivos con información inmediata, presentaciones académicas, libros electrónicos y educación a distancia.

Por su parte, la bioinformática es el estudio de la representación y transmisión de la información en los sistemas biológicos, incluyendo información sobre secuencias, estructuras y rutas biológicas. La bioinformática abarca las bases de datos sobre el genoma humano, las enfermedades moleculares, las rutas metabólicas y muchos otros datos de utilidad para los especialistas.

Tras lo expuesto anteriormente, podemos concluir que la informatización disminuye el error médico. El mero hecho de que la escritura digital sea más legible facilita la prescripción de medicamentos, evitando así la famosa mala escritura de los médicos. Antes, por el contrario, este error crecía progresivamente con la intervención de una cadena de operadores en la que participan: el médico que prescribe el medicamento y las transcripciones del farmacéutico y la administración final del fármaco por parte de enfermeras o familiares del paciente.

Actualmente no existe ningún impedimento legal para que la historia clínica sea totalmente informatizada. La jurisprudencia y las leyes están avalando el proceso de digitalización médica, que no debe frenarse. Los médicos, al igual que el resto de profesionales de la sociedad actual, necesitan completar su formación con conocimientos informáticos para adaptarse a las innovaciones de su campo de trabajo. En palabras de Bill Gates, “quien no se adapte a la revolución informática fracasará estrepitosamente”. Como consecuencia, en las Facultades de Medicina ya se imparte la asignatura de informática.

En España el organismo encargado de potenciar la informatización médica es la Sociedad Española de Informática de la Salud. En nuestro país este proceso se está desarrollando a un ritmo más lento que en el resto de Europa, pero ya existen varias empresas que dedican sus esfuerzos a cambiar esta situación. Una de ellas es IMET.

* A continuación enumeraré las fuentes consultadas para la redacción de este artículo:
– Programa del seminario ‘Informática y Medicina’, organizado por la Universidad Nacional de México:
http://www.medicinaysalud.unam.mx/seam2k1/2001/ponencia_abr_2k1.htm
– Artículo titulado ‘La crisis de la salud en la era de la información’:
http://www.biocom.com/informatica_medica/La%20crisis%20en%20la%20%20era%20de%20la%20informaci%C3%B3n%20en%20el%20Area%20Salud.pdf
– Programa del departamento de ‘Informática Médica’ de la Universidad de la Habana:
http://209.85.229.132/search?q=cache:Bt-WoY4DwvwJ:fcmjtrigo.sld.cu/materiales/informatica/manipulaciondelainformacion.doc+medicina+y+era+inform%C3%A1tica&hl=es&ct=clnk&cd=20&gl=es
– Artículo del presidente de la Sociedad Española de Informática de la Salud, Luciano Sáez, que lleva por título ‘Sanidad accesible y en red’:
http://www.diariomedico.com/grandeshist/numero2000/telemedicina.html
– Página web de la Sociedad Española de Informática de la Salud:
http://virtualeduca.org/jsp/base.jsp?contenido=/jsp/estaticas/seis3.jsp&id=1.1
– La investigación médica en Internet:
http://es.wordpress.com/tag/investigacion-en-medicina/

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Pantalla VS Papel

2 Respuestas a “

  1. nemo

    muy interesante!
    🙂

  2. oscar

    como siquiera ser medico para PODER SER COMO USTEDES en realidad soy de MONTERREY N.L. TENGO 15 AÑOS ESTOY EN LA SECUNDARIA TECNICA N°85 ROSAURA GÓMEZ REINA CD. B.JUAREZ N.L.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s